Aquí estamos de nuevo



Han pasado tres largos meses desde que dejamos de escribir en el blog para contar cómo iba transcurriendo el quehacer diario  en nuestro huerto. 
Durante los dos meses de verano han sido las familias y Luismi los que se han encargado de mantener el huerto a punto y lo han hecho tan bien que sigue estando muy bonito.
Conseguimos que el Ayuntamiento nos pusiera el riego por goteo y nos hiciera una estructura metálica para soportar los bidones que gustosamente nos regaló D. Ernesto.
A la vuelta nos hemos encontrado con las plantas de calabacín florecidas, con gran cantidad de pimientos de las distintas variedades plantadas, con unas berenjenas chiquititas pero muy relucientes y con muchos tomates que van madurando muy poco a poco.
Durante el mes de septiembre, temporada de mucho papeleo en el colegio, y muchas cosas que organizar en las aulas, ha habido poco tiempo para ocuparnos de la cosecha, pero las las familias han seguido echando una mano y los niños y niñas han salido algunas veces a vigilar la marcha y a recoger algunos productos.
Ya empezamos la actividad de forma más organizada y esperamos que este año resulte tan fructífera como el anterior.
Primera cosecha de otoño
Vigilando la buena marcha de las lechugas

Comentarios

Entradas populares de este blog

El teatro de Priscila

¡De vuelta a Verdulandia!

Taller de nutrición