Banco de semillas

Vamos a proponerle a nuestro alumnado, con ayuda de sus familias, crear un banco de semillas en el Colegio.
¿Por qué?
Porque sabemos que en nuestro planeta, muchas especies están desapareciendo o están siendo sustituidas por otras semillas modificadas genéticamente.
Porque somos nosotros quien debemos tener el control sobre lo que queremos o no consumir.
Porque así contribuimos, con nuestro pequeño gesto, a asegurar la alimentación sana del futuro. Porque aseguramos la plantación ecológica en nuestro huerto.


Para hacerlo bien debemos tener en cuenta varias cosas:



-Extraer las semillas de productos que sepamos con seguridad que son ecológicos, es decir que no hayan sido tratados con insecticidas, abonos químicos o modificados genéticamente.

-Elegir productos con buen aspecto, grandes, con buen color, que huelan bien y sepan muy bien. -Hacernos con una buena cantidad de semillas de frutas, verduras, legumbres, cereales…
-Las semillas deben sacarse de su fruto y dejarlas secar bien para que no se pudran o germinen.
-Una vez que nos aseguremos de que estén secas debemos guardarlas en un sobre de papel o de tela y etiquetarlas (ponerles el nombre, la fecha de envasado y si lo sabemos, su procedencia).
 Las traeremos al colegio y las guardaremos en un lugar seco y con poca luz.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El teatro de Priscila

¡De vuelta a Verdulandia!

Taller de nutrición